La historia detrás de una película de terror de Disney: Stay Alive ►Horror Hazard◄

10/12/2019


Pocos saben, o si quiera pueden imaginar que en el catálogo de Disney puedan encontrar una película de terror, pero no terror como “Frankenweenie” o “Hocus Pocus”, sino terror para adultos, así es, y es que la película “Stay alive” de 2006 fue distribuida por Disney. 

A continuación más detalles de la película y de la sangrienta y terrorífica historia detrás de la misma.

Sinopsis de “Stay Alive”:  
En opinión de los cien millones de aficionados a los videojuegos en Estados Unidos, cuanto más realista sea y más gancho tenga un juego, mejor. Pero están a punto de lanzar un juego que de tan realista, tan adictivo, no solo es apasionante, sino mortal. A pesar de que el nuevo videojuego de terror y supervivencia, Stay Alive, (basado en la historia real de una asesina en serie conocida como la Condesa sangrienta que vivió en el siglo XVII) aún no se ha comercializado, ya se ha granjeado la impresionante reputación de estar plagado de pruebas sobrenaturales, escalofriantes y letales que llevan a los jugadores hasta el límite. Solo hay un pequeño problema: los jugadores de Nueva Orleans que consiguieron hacerse con una copia pirata de Stay Alive mueren uno tras otro, asesinados del mismo modo que sus personajes en el juego.
En ese caso, ¿juegan ellos con el juego o juega el juego con ellos?


En la película no se entra en muchos detalles sobre la leyenda de Erzsébet (Elizabeth o Isabel) Bathory, mejor conocida como la condesa sangrienta, más allá de que odia la idea de envejecer.

Según la leyenda, Isabel Báthory fue una cruel asesina en serie obsesionada por la belleza, la cual utilizaba la sangre de sus jóvenes sirvientas y pupilas para mantenerse joven en una época en que una mujer de 44 años se acercaba peligrosamente a la ancianidad. La leyenda cuenta que Isabel vio a su paso por un pueblo a una anciana decrépita y se burló de ella, y la anciana, ante su burla, la maldijo diciéndole que la noble también envejecería y se vería como ella algún día. 

Según el testimonio del conde Jorge Thurzó, primo de Isabel, cuando su llegó al castillo el 30 de diciembre de 1610 no halló oposición, ni a nadie para recibirles. Lo primero que vieron fue a una sirvienta en el cepo del patio, en estado agónico debido a una paliza que le había fracturado todos los huesos de la cadera. Esto era práctica corriente y no les llamó la atención, pero al acceder al interior se encontraron a una chica desangrada en el salón, y otra que aún estaba viva aunque le habían agujereado el cuerpo. 


En la mazmorra encontraron a una docena que todavía respiraban, algunas de las cuales habían sido perforadas y cortadas en varias ocasiones a lo largo de las últimas semanas. De debajo del castillo exhumaron los cuerpos de 50 muchachas más. Y el diario de Isabel contaba día por día sus víctimas, con todo lujo de detalles, hasta sumar un total de 612 jóvenes torturadas y asesinadas a lo largo de seis años. Debido a esto, todo el castillo estaba cubierto de manchas oscuras y despedía un olor a putrefacción. 

Se decía que mientras su esposo estaba fuera, ella mantenía relaciones sexuales con sirvientes de ambos sexos, y se rumoreaba que cuando tenía acceso carnal con chicas no era raro que las mordiese salvajemente. 

En 1604, poco después de la muerte de su marido, una de sus sirvientas adolescentes le dio un involuntario tirón de pelos mientras la estaba peinando, lo que atrajo un fuerte bofetón de la condesa que hizo sangrar por la nariz a la doncella, cuando la sangre salpicó la piel de Isabel , a ésta le pareció que allá donde había caído desaparecían las arrugas y su piel recuperaba la juventud. La condesa, fascinada, pensó que había encontrado la solución a la vejez, y que siempre podría conservarse bella y joven de esta manera. Tras consultar a sus brujas y alquimistas, y con la ayuda del su mayordomo Thorko y su sirvienta Dorottya, desnudaron a la muchacha, la degollaron y llenaron un barreño con su sangre. Isabel se bañó en la sangre y probablemente la bebió, para recuperar la juventud. 


Entre 1604 y 1610, los sirvientes de Isabel se dedicaron a proveerla de jóvenes entre 9 y 16 años para sus rituales sangrientos. En un intento de mantener las apariencias, habría convencido al pastor local para que sus víctimas tuviesen entierros cristianos respetables. Cuando la cifra comenzó a subir, éste comenzó a manifestar sus dudas: morían demasiadas chicas por "causas misteriosas y desconocidas", así es que ella le amenazó para que callase y comenzó a enterrar en secreto los cuerpos desangrados. Ésta es, al menos, la versión de este pastor, que fue quien la denunció "oficialmente" al rey Matías II de Hungría a través de la curia clerical. 

Más adelante tomó la costumbre de quemar los genitales a algunas sirvientas con velas, carbones y hierros al rojo vivo por pura diversión. También generalizó su práctica de beber la sangre directamente mediante mordiscos en las mejillas, los hombros o los pechos. 

En 1609 Isabel, por la falta de sirvientas en la zona como consecuencia de tantos crímenes que ya hacían desconfiar a la gente humilde, cometió el error que acabaría con ella: utilizando sus contactos, comenzó a tomar a niñas y adolescentes de buenas familias para educarlas y que le hicieran compañía. Algunas de ellas comenzaron a morirse pronto por las mismas causas misteriosas, el número de fallecimientos era demasiado alto. Ahora las víctimas eran hijas de la aristocracia menor, por lo que sus muertes eran consideradas importantes. 



Hacia el final, muchos cuerpos se ocultaron en lugares peligrosamente insensatos, como campos cercanos, silos de grano, el río que corría bajo el castillo, el jardín de verduras de la cocina... Finalmente, una de las víctimas logró escapar antes de que la matasen e informó a las autoridades religiosas. Esto era algo que había ocurrido varias veces en el pasado, con sirvientas; por ejemplo, en el otoño de 1609, una joven de doce años llamada Pola logró escapar del castillo de algún modo y buscó ayuda en una villa cercana, pero sirvientes se la llevaron de vuelta al Castillo y la metieron en una especie de jaula. Esta particular jaula estaba construida como una esfera, demasiado estrecha para sentarse y demasiado baja para estar de pie, estaba forrada de cuchillas del tamaño de un dedo pulgar. Una vez que la muchacha estuvo en el interior, levantaron bruscamente la jaula con la ayuda de una polea. El tormento terminó al día siguiente, cuando las carnes de Pola estuvieron despedazadas por el suelo.

Esta descripción tiene su parecido con otro artilugio de tortura utilizado por Báthory, llamado «doncella de hierro», el cual era una especie de sarcófago que reflejaba la silueta de una mujer y que por dentro tenía afilados pinchos. Este artilugio se abría para introducir a la víctima y luego encerrarla para que los pinchos se incrustaran en su cuerpo. 

Es imposible saber, hoy en día, qué sucedió realmente. Desde el punto de vista psiquiátrico, Isabel Báthory sería una anomalía que se sale del patrón común de todos los asesinos en serie conocidos. En la Europa del Este de la época era común castigar cruelmente a siervos y pupilos, y ejecutar incluso a pequeños delincuentes de las maneras más espantosas. Quizás fuera sádica, y en consecuencia se aplicara especialmente a la hora de imponer disciplina, o incluso obligara a sus sirvientas a tomar parte en prácticas sadomasoquistas más o menos extremas, ninguna novedad para la nobleza de su tiempo, cuya impunidad y poder legal les permitía tratar a la servidumbre como quisieran. O quizás fue realmente una torturadora y asesina en serie, de cualquier forma, amparada en su estatus.


Es incierto el porqué Disney participaría en una película de este tipo, tomando en cuenta que no es del catálogo de alguna adquisición como Fox ni algo similar y no es algo que se puede calificar interpretativo como los famosos mensajes subliminales y “creepypastas”, en esta ocasión es una referencia directa y una historia de fondo bastante sangrienta, y cabe mencionar que no existe un caso ni tan siquiera similar con ninguna otra película de Disney.


La historia detrás de una película de terror de Disney: Stay Alive ►Horror Hazard◄ La historia detrás de una película de terror de Disney: Stay Alive ►Horror Hazard◄ Reviewed by Eimy Jimenez on 11:57 Rating: 5

No hay comentarios

¿Qué te pareció?