Historia: No pares ►Horror Hazard◄

6/3/2019


Cuenta la leyenda, que hace muchos años atrás, por ahí del 2000, un escritor llamado Alexander J. Davis era un escritor independiente que solía relatar historias de sucesos paranormales que le sucedían a la gente común; fantasmas, sombras, voces misteriosas y alguno que otro espíritu que decidía aparecer frente a alguien. Alexander solía ser una persona común, con familia, casa y su trabajo como escritor, nada fuera de lo normal.  

Un 16 de julio del 2001, Alexander, más conocido por “el loco” escribía una historia sobre un ente que solía aparecer en la casa de su vecino John, vecino con el cual compartía más que historias de fantasmas, ellos eran buenos amigos! Relataba John que ya hacía más de un mes, a su cuarto solía llegar una especie de murciélago gigante, que lo buscaba específicamente a él, con una única frase que decía "No pares" luego de que entregara su mensaje, desaparecía entre las sombras de la noche. ¡Todas las noches! Su aspecto era grotesco, ya que tenía pronunciadas orejas, ojos saltones y unas grandes alas que cubrían su espalda, las cuales tenía adheridas a sus manos también. Su cuerpo era de un animal delgado y peludo. Al menos eso era lo que lograba ver John en medio de la oscuridad, intentando no caer desmayado por el miedo que sentía en ese momento.

Como John sabía que su amigo y vecino tenía conocimiento sobre este tipo de eventos inexplicables, una tarde decidió invitar a Alexander a una taza de café en las afueras de su casa, para contarle lo que estaba sucediendo. Alexander interesado sobre una historia nueva para su registro, detuvo la conversación a medio contar, para tomar una libreta y un bolígrafo y comenzar a ordenar las ideas de su vecino, que ya a final de cuentas, la historia estaba casi por terminar. Así fue durante varios días seguidos, hasta que Alexander decidió sentarse a escribir.    

Pasaban los días y las noches y sólo se escuchaban las teclas de la máquina de escribir a lo lejos de la cocina, en un cuarto que solían usar para guardar los adornos de Navidad y uno que otro juguete que su hija de 8 años solía dejar en abandono. Alexander no salía de ahí, no se comunicaba, no comía, incluso hasta dejó de asearse con tal de que su historia fuera la mejor, con base a la historia de John. Su presión y su despreocupe a la vida lo condujeron a la muerte... Alexander murió de deshidratación y desnutrición avanzada. Algo bastante impactante para su mujer, quien decidió entrar al cuarto después de notar que Alexander ya ni siquiera se le oía refunfuñar cuando algo le salía mal. Tenía dos días de haber fallecido. 

Se preguntarán que pasó con la historia de John, el vecino que en parte tuvo culpa en ese entierro... La historia quedó sin terminar, faltaban no más de 20 páginas para saber, según el criterio de Alexander, que era el tormento de aquel fantasma el cual, no entendíamos su mensaje... “No pares”. Con el pasar de los años, curiosos escritores han decidido leer la historia inconclusa de Alexander (me incluyo en eso) tratando de tomar méritos o ideas para sus proyectos, los cuales terminan muriendo de maneras extrañas e inexplicables, ya sea de manera accidental, o cometiendo suicidio.

Hasta el día de hoy, la historia de John y Alexander es incomprendida, pero es aún más extraño los sucesos después del relato. Los escritores que decidieron leer la historia, a los días comenzaban a tener problemas de comportamiento, dejaban de alimentarse, cambios de humor, sudoración excesiva, entumecimiento en los dedos y dolores de cabeza extremadamente altos...
Justamente lo que estoy sintiendo en estos momentos...                              “No pares”…

De Laura Aguirre para Horror Hazard.

Historia: No pares ►Horror Hazard◄ Historia: No pares ►Horror Hazard◄ Reviewed by Eimy Jimenez on 13:35 Rating: 5

1 comentario

  1. Excelente historia, me encanto
    Continua escribiendo mas historias asi

    ResponderEliminar

¿Qué te pareció?