Todo tiene un precio: Reseña sin spoilers de Baghead (2023)

Calificación: ★★½

Baghead (en español, Baghead: Contacto con la muerte) es una película alemana-estadounidense de terror que se estrenó el 28 de diciembre de 2023. Dirigida por Alberto Corredor y protagonizada por Freya Allan, Ruby Barker y Jeremy Irvine, la película se centra en una joven que hereda un bar de su papá sin saber que este establecimiento viene ya con una inquilina muy peligrosa.


No es que Baghead sea muy innovadora en su premisa, pero definitivamente nos propone un escenario muy interesante. ¿A quién no le gustaría poder contactar a sus seres queridos difuntos por otro medio que no sea la ouija? Bueno, la película trata sobre eso, a pesar de que el luto familiar y la depresión como resultado no son profundizadas en lo absoluto. De hecho, por más interesante que suene esta tentación central de la historia, la película logra hacer que todo parezca muy sutil y superficial.

La gran mayoría de películas de terror tocan el tema de la muerte de una forma u otra porque a los seres humanos nos genera curiosidad, morbo y desesperación lo desconocido, lo oculto, el más allá. Ese punto sí hay que dárselo a la película: si tuviéramos la posibilidad de traer a alguien de vuelta por unos segundos, creo que casi todos seríamos culpables de ese crimen. Sin embargo, no todo puede ser tan fácil. Todo tiene un costo.



La visión de Corredor es clara: somos culpables de nuestro propio destino. Como ya lo mencioné, la historia, en principio, resulta interesante, pero es una lástima ver cómo esta se va desplomando a medida que la película avanza. Por dicha, debido a su duración de una hora y media, se pasa rápido. No obstante, el trabajo del director hace que al menos sea entretenida de ver, ya que posee un buen flujo de acontecimientos y personajes que, aunque son bastante torpes en sus acciones, logran sostener la película.

Las actuaciones están bien. No son clases maestras de actuación, pero sí se trata de actuaciones acordes a los personajes que se les asignaron. En otras palabras, el problema no es el actor o la actriz, sino su guion. A pesar de esto, los tres protagonistas logran un muy buen trabajo y generan mucha tensión entre sí cuando se necesita.



Los principales problemas de los personajes son sus objetivos. No puedo hablar mucho de este punto sin revelar información importante de la película, pero solo diré lo siguiente: Iris (Freya Allan) es motivada por el interés económico al principio, pero acaba viéndose movida por un amor inexistente; Katie (Ruby Barker) tiene buenas intenciones al principio, pero acaba haciendo las acciones estereotípicamente tontas de una película de terror; y Neil (Jeremy Irvine) parece ser una cosa, pero termina siendo algo todavía más estúpido.

Los efectos especiales no se usan mucho. En cambio, una gran parte de la película utiliza lo que parece ser maquillaje y efectos prácticos a través de un diseño de producción escalofriante. De verdad se pulieron con el set principal de esta película para, parece, ocultar otras flaquezas. En cuanto a la criatura encargada de traer a los muertos de vuelta, me parece que perdieron una gran oportunidad de enseñarnos más de dónde viene, por qué está aquí y cuál es su objetivo. Pero no, solo se nos menciona brevemente tres segundos antes de terminar la película.



En general, me parece que Baghead es una entretenida película para pasar un rato, pero no esperen asustarse demasiado. Su historia parece prometer mucho debido a que toca temas oscuros y cercanos a muchas personas, pero en realidad acaba sin llegar a ningún punto interesante y se vuelve bastante olvidable. Sin embargo, es importante notar que tiene buenas actuaciones, un excelente diseño de producción y un mensaje: nada es lo que parece, pero, si lo es, no viene gratis.


¿Qué piensas de esta película? ¡Déjanos tus comentarios!

Publicar un comentario

¿Deseas compartirnos algún comentario?

Artículo Anterior Artículo Siguiente