Reseña - "Talk to Me": El muerto te tomó la mano

"Talk to Me" tiene varios elementos que dejarán satisfechos a los amantes del terror, pero se queda cerca de la perfección porque reutiliza conceptos y falla en ciertos aspectos.


FICHA TÉCNICA

Talk to Me ("Háblame", Australia, 2023).

- Dirigida por Danny Philippou y Michael Philippou.

- Escrita por Danny Philippou y Bill Hinzman (basada en un concepto de Daley Pearson).

- Cinematografía: Aaron McLisky.

- Edición: Geoff Lamb.

- Música: Cornel Wilczek.

- Fecha de estreno: 30 de octubre de 2022 en el Festival de Cine de Adelaide; 28 de julio de 2023 en Estados Unidos y otros países.

- Duración: 95 minutos.

- Protagonistas: Sophie Wilde, Alexandra Jensen, Joe Bird, Zoe Terakes, Otis Dhanji, Miranda Otto.

Calificación: ★★★★


SINOPSIS

Un grupo de amigos utiliza una mano disecada para invocar a los muertos y experimentar la sensación de ser poseídos por ellos. Todo es diversión y juegos hasta que alguien sale lastimado cuando Mía (Sophie Wilde), una chica que aún no supera la pérdida de su madre, usa el perturbador objeto para comunicarse con ella.

Tráiler


Julio de 2023 nos trajo filmes sobre puertas rojas, muñecas en el mundo real, armas de destrucción masiva y misiones imposibles. En medio de ese panorama de blockbusters, llega una modesta cinta australiana (costó 4 millones de dólares) para convertirse en una de las sensaciones virales del verano.

"Talk to Me" llegó para robarse los aplausos de críticos y audiencia, quienes la han calificado como "la película más aterradora de los últimos años". La producción causó furor en octubre pasado, cuando se estrenó durante el Festival de Cine de Adelaide en su natal Australia. En enero de este año, Universal y A24 se disputaron sus derechos de distribución en Estados Unidos. Con semejantes precedentes, algo debe tener esta película para haber generado tanta expectación.

¡Y oh, sí! Lo tiene.


EL HYPE SE JUSTIFICA

El entusiasmo creado alrededor de una película es peligroso, levanta ilusiones para verlas derruidas al salir del cine. Del filme debut de los hermanos Danny y Michael Philippou (quienes tienen un alocado canal de YouTube) puede decirse que sí cumple las expectativas, pero no a la perfección. De que tiene escenas brutales, tensión y al menos provoca incomodidad, sí, lo tiene, y lo hace muy bien, pero presenta fallas en departamentos importantes.

Con eso y el detalle de que se necesita hacer click con la trama para encontrarla entretenida, resulta más satisfactoria que otros filmes donde se promete espantar al mismísimo Pazuzu y acaban olvidadas en cuanto ruedan los créditos. "Talk to Me" tiene un nivel que termina por satisfacer, entretener y perturbar.



ARRANCANDO ETIQUETAS

El estudio A24 se asocia con el llamado "horror elevado", y en ese sentido "Talk to Me" no descuida su aura artística: Pone atención a los detalles, el ritmo es pausado, y su personaje principal tuvo una pérdida importante (recuerden que es requisito indispensable). Sin embargo es diferente a otras producciones que el estudio ha traído porque no va dirigida a un público adulto, sino hacia adolescentes y adultos jóvenes.


Se le llegó a comparar con "Hereditary", en ese sentido adquiere un tono como el de la ópera prima de Ari Aster, midiendo las distancias. Pero para contar su historia logra combinar el toque artístico con el horror mainstream, volviéndose más accesible y menos pesada. Si fuese una producción hollywoodense tendría como protagonista a Zendaya, Timothée Chalamet o alguna estrella juvenil en ascenso. Es un filme que conserva su espíritu independiente y como su premisa es atractiva, difícilmente se le podría decir que no.



REINVENTANDO LA POSESIÓN

La premisa del juego maldito es uno de los varios clichés que "Talk to Me" utiliza. La pérdida de un familiar y chicos jugando con lo que no deberían son otros de los que echa mano (y ojo también con el final), sin embargo los hace sentir remozados, hasta frescos, eso habla de una dirección bien ejecutada. Los hermanos Philippou demuestran que tienen futuro en el cine, y hasta sorprende hayan hecho un filme de terror en vez de uno alocado, porque su canal de YouTube no se toma nada en serio al presentar sátiras y disparatados sketches cómicos.


La idea de que una mano disecada pueda ponernos en contacto con los espíritus es original, un poco mórbida, encontrar algo más perturbador que eso es imposible. Hay una escena donde los chicos se dejan poseer una y otra vez por las entidades, para ellos es una gracia digna de compartir en Facebook, pero en realidad es un momento horrible por la falta de respeto que deberían tener hacia los muertos, o al menos a una fuerza sobrenatural que no es un juguete.

El guion no ofrece respuestas a muchas de las preguntas surgidas durante la trama, un detalle que puede ser arma de dos filos. La falta de explicaciones genera incertidumbre, pero la falta de ellas echa a volar la imaginación del espectador. La regla "menos es más", otra vez, resulta efectiva.


Entre los aspectos técnicos destacan los efectos prácticos, el trabajo de maquillaje, su perfecto tiempo de duración (95 minutos), y hay que verla en cine sólo para disfrutar de su diseño de sonido. No necesita recurrir al jumpscare o al falso susto, prefiere hacer revelaciones horrorosas con paneos y movimientos de cámara. Emplea una violencia difícil de ver, no hay hachazos ni litros de sangre pero no se contiene a mostrarla; tiene un poquito de body horror y en general sabe provocar intranquilidad. Amantes de los animales, atención porque hay una escena con un canguro pero no es gratuita porque sirve como un previo a algo que se verá más adelante.


¿QUIÉN QUIERE SER POSEÍDO?

La única actriz reconocida y de experiencia en "Talk to Me" es Miranda Otto, la valiente Éowyn de la trilogía The Lord of the Rings (2001-2003). Hace un sólido papel como Sue, la madre de Jade (Alexandra Jensen) y Riley (Joe Bird); ellos integran la familia donde Mía, interpretada por Sophie Wilde, se refugia de la tristeza y lamenta el alejamiento de su padre. Luego de protagonizar series australianas, Wilde debuta en el cine con un personaje humano y vulnerable, pero sobre todo muy espeluznante cuando se requiere porque su expresión corporal llega a ser pesadillesca.


Mía es la fuerza que une a sus amigos, cuyas edades van entre 15 y 20 años; hago énfasis en ese aspecto porque fuera de Riley, los demás ya no son unos niños y aquí es donde se halla uno de los trucos para conectar con el filme: Si se deja llevar por los personajes que toman decisiones tontas y desesperantes resultará una experiencia entretenida, de lo contrario resultará frustrante, absurda y sin sentido. De acuerdo, nadie es perfecto, somos humanos y si no se tomaran esas decisiones simplemente no habría ni historia ni película, pero sí llega un momento en que no se pueden creer tantas faltas de sentido común.


EN RESUMEN...

¿Puede decirse que "Talk to Me" es la película de terror del año? Me atrevo a decir que sí, a pesar de las decisiones tontas de sus personajes y los clichés disfrazados. Es la mejor porque varias películas del género que han triunfado este 2023 son franquicias, cosas que ya hemos visto: "Evil Dead Rise", "Scream VI", mientras "Insidious: The Red Door" a penas si pasó discretamente. ¿"Knock at the Cabin"? Predecible y floja, mientras que "M3GAN" no deja de ser una disparatada historia con elementos de suspenso y terror.


"Talk to Me" no desborda originalidad pero mantiene el interés en su historia, las actuaciones son buenas (lo que desespera es la falta de criterio del personaje) y provoca esa inquietud que todo fan del cine de horror busca en una película de este tipo. En lo personal odiaría ver "Talk to Me, Too" o "Talk to Me 3: The Beginning" porque su cierre es perfecto, las preguntas sin respuesta hacen que el espectador haga su propia mitología y así el efecto de la película perdurará.

Con mucha razón, "Talk to Me" es la película del momento, quizá no haga escuela, pero seguramente se hablará de ella por varios años.

Publicar un comentario

¿Deseas compartirnos algún comentario?

Artículo Anterior Artículo Siguiente