La Furia de Nicolas Cage en el Terror - Horror Hazard

 Septiembre 9, 2021



Después de ganar un Óscar en 1996 Nicolas Cage tuvo una carrera de altibajos, pero como el Ave Fénix, el género de horror le ha ayudado a levantarse de sus cenizas.

Quizá no haya un actor tan polifacético como Nicolas Cage. Gracias a que su filmografía es muy diversa nos ha entregado una gran variedad de personajes; sería maratónico citar sus papeles más memorables, pero estamos de acuerdo que su mejor interpretación es la del escritor alcohólico Ben Sanders en "Leaving Las Vegas" (Adiós a Las Vegas), cinta de 1995 dirigida por Mike Figgis que un año después le valió llevarse el Óscar como Mejor Actor.

Desde entonces el buen Nicolas ha hecho de todo, lo que le ha valido críticas buenas, malas y la burla tanto de expertos como de cinéfilos por igual. Siendo ganador del Premio de la Academia podría pensarse que sólo ha aceptado papeles en cintas serias o dramáticas, pero en los últimos años ha participado en producciones de bajo perfil, destacando sus incursiones en el género del horror. Pero hagamos un recuento minucioso del trabajo de Nicolas Cage en el género.


CONÓCELO

Nombre real: Nicolas Kim Coppola
Fecha de nacimiento: 7 de enero de 1964
Edad: 57 años
Lugar de nacimiento: Long Beach, California, Estados Unidos
Debut cinematográfico: "Fast Times At Ridgemont High", (1981) dirigida por Amy Hickering

- Es sobrino del director Francis Ford Coppola y de la actriz Talia Shire, y primo de la también cineasta Sofia Coppola.

- Por ”Leaving Las Vegas" ganó en 1996 el Óscar a Mejor Actor Protagónico y el Globo de Oro en la misma categoría.


"Vampire's Kiss" (El beso del vampiro, 1988) dirigida por Robert Bierman.


Una malograda comedia negra que con el tiempo se ganó el estatus de cinta de culto. Cage interpreta a Peter Loew, un inestable crítico literario que va perdiendo la cordura cuando cree que fue mordido por una vampiresa (Jennifer Beals). La exagerada interpretación de Cage le generó críticas, pero es precisamente lo que le da a vida al filme. De aquí salió la cara de desquiciado que se popularizó en forma de meme.


"8mm" (8 milímetros, 1999) dirigida por Joel Schumacher.


Nicolas Cage interpreta a un detective privado que debe investigar si una película casera muestra un auténtico asesinato. Con una vibra que recuerda a "Se7en" de David Fincher, la leyenda de las cintas snuff es explorada en una película oscura e inquietante que muestra las consecuencias de la depravación, más que mostrarla. Tuvo éxito en taquilla pero fue apaleada por la crítica;  en la cinta vemos a un joven Joaquin Phoenix que con 25 años se abría paso en Hollywood en papeles secundarios.


"Bringing Out The Dead" (Vidas al límite, 1999) dirigida por Martin Scorsese.


Como Haley Joel Osment en "The Sixth Sense", Nicolas Cage ve gente muerta al interpretar a un paramédico abrumado por el estrés y la culpa de no poder salvar a sus pacientes. No es una cinta de horror, es un thriller psicológico donde vemos un hombre que busca la redención desesperadamente. Fue otro fracaso en taquilla, pero Cage pudo trabajar con el genio Martin Scorsese y su entonces esposa Patricia Arquette, algo que buscaba hacer desde "Vampire's Kiss", cuando eran novios.


"The Wicker Man"  (El culto siniestro, 2006) dirigida por Neil LaBute.


Todo actor tiene una película que no le trae buenos recuerdos y para Nicolas Cage, es su remake del clásico de 1973. En vez de transmitir un poco del terror de la cinta original, es una comedia involuntaria mal dirigida donde el actor patea traseros vestido de oso y da gritos de dolor hilarantes, y al igual que"Vampire's Kiss" solo sirvió para generar memes. Cage produjo la película y él mismo ha reconocido lo absurda que es; si en algún momento están aburridos, esta cinta les sacará varias carcajadas.


"Ghost Rider" (2007) y ”Ghost Rider: Spirit Of Vengeance" (2012), dirigidas por Mark Steven Johnson y Mark Nelvedine/Brian Taylor.



Nicolas Cage incursionó con poco éxito en el cine de superhéroes dando vida a Johnny Blaze, un motociclista que por un malogrado pacto con el diablo se transforma en un antihéroe sobrenatural motorizado. Las caras de desquiciado que pone nuevamente generan risas y su personaje provoca gracia en vez de verlo consumido por su maldición. Lo único destacable de esta franquicia fallida son las actuaciones de Peter Fonda y Ciarán Hinds, quienes encarnaron a Lucifer en cada una de las cintas.


"Knowing" (Presagio, 2009) dirigida por Alex Proyas.


El cine de Alex Proyas es una delicia visual, como lo demuestran "The Crow" (1994) y "Dark City" (1997), ambas consideradas cintas de culto. Esta joya poco valorada nos muestra a un padre de familia (Cage) que descifra un código que predice desastres y tragedias. Proyas pone su sello a la cinta y Cage da (¡Por fin!) una actuación mesurada y seria. Hombres misteriosos, profecías y un choque aéreo que impactó a muchos por todavía estar fresco el recuerdo del 9/11 es lo destacable en esta cinta de suspenso.


"Season Of The Witch" ( Temporada de brujas, 2011), dirigida por Dominic Sena.


Nicolas Cage se remonta a la época de las Cruzadas para interpretar a un caballero teutón a quien se le encomienda escoltar a una joven mujer acusada de brujería. Acompañado del siempre ameno Ron Perlman, es una película con entretenidas dosis de horror y fantasía. Para comer palomitas de maíz,  por si no la han visto.


"Left Behind" (La última profecía, también conocida como 'Desaparecidos sin rastro', 2014) dirigida por Vic Armstrong.


Si "The Wicker Man" es considerada como la peor actuación de Nicolas Cage, "Letf Behind" es el punto más bajo de su carrera. Con una producción que hace ver a cualquier película para la televisión como una obra maestra, esta cinta apocalíptica incluye un mensaje religioso; y no es que esté mal hacer una cinta de ese tipo, lo que se juzga son las malas actuaciones, los baratos efectos especiales, la pobre ejecución... En una palabra ¡Todo! 


"Pay The Ghost" (La maldición del fantasma, también conocida como 'La maldición de Charlie', 2015), dirigida por Uli Edel.


Con una mezcla de “Insidious" y "Poltergeist", esta película no es tan mala como muchos críticos la hacen parecer. En este punto de su carrera, Nicolas Cage era considerado quizá no un caso perdido, pero sí se veía alejado de las grandes producciones hollywoodenses. Aunque como dicen, lo mejor estaba por venir.


"Mom And Dad" (Mamá y Papá, 2017) dirigida por Brian Taylor.


El Nick Cage exagerado y sobreactuado empezó a pagar dividendos con esta comedia negra de horror donde los papás, afectados afectados por una misteriosa estática, comienzan a matar a sus hijos. En una alegoría sobre el alejamiento, las familias disfuncionales y que se burla de las que dicen ser "perfectas", Cage, junto con una actuación fenomenal de Selma Blair, hacen realidad el sueño reprimido de todo padre.


"Mandy" (2018) dirigida por Panos Cosmatos.


El retorno triunfal de Nicolas Cage a las grandes ligas se dio, curiosamente con una cinta de presupuesto relativamente bajo (casi 1 millón y medio de dólares). Red Miller vive idílicamente en el bosque con su amada Mandy hasta que un culto la secuestra y a él lo medio matan a golpes. Es una sangrienta historia de venganza donde el apodo ”Cage Rage" empezó a acuñarse con justificación; no sólo vimos esas caras alocadas con mirada desorbitada: exploramos el dolor, la pena, la pérdida y la furia de un hombre que se vuelve loco por amor. Solo Nicholas Cage puede salir ensangrentado, en calzones, gritando como desquiciado y no verse ridículo; la pelea con motosierras merece un lugar destacado en la historia del cine. 


"Color Out Of Space" (El color que cayó del cielo, 2019)  dirigida por Richard Stanley.


La adaptación del cuento de H.P. Lovecraft significó que su director Richard Stanley fuera alabado por hacer una película hipnótica, pero Nicolas Cage vuelve a brillar siendo una persona ordinaria que desciende a la locura, transformándose de un padre preocupado por su familia a experimentar primero la frustración y luego la furia. Aunque la historia es contada desde el punto de vista de los hijos del personaje de Cage, éste deslumbra en una cinta que es una pesadilla de tintes oníricos que posee una paleta de colores alucinante.


"Willy's Wonderland" (El Mundo Maravilloso de Willy, 2021) dirigida por Kevin Lewis.


El último trabajo de Nicolas Cage en el género es otra comedia de horror y su actuación supera lo absurdo de la trama: Cage es un conserje que tiene que combatir figuras animatrónicas asesinas. No es tan impactante como ”Mandy" pero tiene su buena dosis de muerte, humor, sangre y sexo.

En conclusión puede que Nicolas Cage haya cometido errores a lo largo de su carrera, pero últimamente ha tenido más aciertos que fallas con sus personajes. Al parecer ha llegado al punto donde ya no le importa lo que digan de él; tal parece que si un proyecto le agrada lo toma y que se joda la crítica si le da su bendición o no. Cage parece estar cansado de las superproducciones hollywoodenses y se ha decantado por proyectos de bajo perfil con poco presupuesto; a fin de cuentas con un Óscar y un Globo de Oro bajo el brazo y un resurgimiento gracias al género del horror, ya no tiene nada que demostrarle a nadie.

¿Se podrá acabar con Jason Voorhees por medio de poderes telepáticos? ¡Averígualo aquí!








La Furia de Nicolas Cage en el Terror - Horror Hazard La Furia de Nicolas Cage en el Terror - Horror Hazard Reviewed by Eimy Jimenez on 11:11 Rating: 5

No hay comentarios

¿Deseas compartirnos algún comentario?