Relatos sobre secuestros extraterrestres ►Horror Hazard◄

11/4/2020


Mario llega del trabajo muy cansado a su casa, saluda a su esposa y tras cenar y ver un poco de televisión se dispone a descansar temprano porque el día de mañana es día de junta. Ya a las 8:30 pm está en la cama y debido al extremo cansancio en pocos minutos entra en un profundo sueño, pero en plena madrugada se despierta mientras escucha un extraño ruido sordo mientras ve como una extraña luz azul se logra colar por las cortinas de las ventanas.

Enseguida ve aparecer a tres figuras bajitas y muy delgadas, con grandes cabezas y ojos negros mirándolo fijamente. Mario trata de moverse pero no puede y lo peor de todo es que su esposa ni siquiera se da cuenta. Parece estar en pleno control de esas criaturas. Luego se ve flotando mientras sube hacia el cielo raso para después atravesarlo y hallarse por encima de su propia casa. A unos pocos metros flotando se ve un objeto de forma lenticular y de apariencia metálica. Este relato es ficticio pero resume lo que miles de personas han tenido que pasar en la realidad en diversos lugares del mundo aunque parece haber una mayor cantidad de reportes en los Estados Unidos. 

Repasemos algunos casos muy conocidos de secuestrados por estas extrañas criaturas:


EL CASO GUNDIAH/MACKAY
Amy Rylance, su esposo Keith y su amiga Petra se encontraban en su casa en Gundiah, Australia, en octubre del 2001. Petra contó que a las 11:15 de la noche se despertó y al ir a la sala de la casa quedó atemorizada al ver que su amiga Amy estaba siendo llevada por la ventana por un rayo de luz hacia una nave que estaba afuera. La joven despertó a Keith y lo llevó hasta la sala, pero la joven, de 22 años en ese entonces, ya no se encontraba.

De inmediato llamaron a la Policía, quienes no tomaron la denuncia en serio. Una hora y media después el esposo recibió una llamada de una mujer que se encontraba en Mackay, Queensland, es decir, a ocho horas en carro de Gundiah, para decir que se encontraba con Amy. Lo más terrible del caso es que la mujer se encontraba en un hospital del lugar, confundida y deshidratada, con unas marcas rojas en la parte superior de los muslos y talones. Además, su vello corporal creció notablemente, como sí hubiese estado perdida durante más tiempo.  Amy afirmó que se encontraba en una cama acostada y unas figuras altas se encontraban inclinadas tranquilizándola y tomando muestras de su cuerpo.


LA ABDUCCIÓN DE JESSE LONG
Jesse Long es un hombre de 65 años que advierte que desde que tenía cinco ha sido abducido por extraterrestres. Su primer encuentro con ‘aliens’ fue cuando se encontraba con su hermano jugando en el bosque y encontraron un objeto redondo, luego una figura alta se les apareció y los dejó paralizados. Este recuerda que lo llevaron a la nave y lo acostaron en una mesa fría.  Según cuenta, el hombre fue raptado más de una vez y que experimentaron con él. En palabras de Jesse, le hicieron extracción de espermas para poder “hacer cruce” con una extraterrestre femenina. Asimismo, en 1990 los alienígenas le presentaron a un supuesto bebé que era de él y conoció a otros nueve. Long dice estar diciendo la verdad aunque muchos no crean su relato.


BARNEY Y BETTY HILL

La pareja de esposos, Barney y Betty Hill, se encontraban de regreso de unas vacaciones en las cataratas del Niágara en su auto en septiembre de 1961. De acuerdo con su relato, se dieron cuenta que una luz en el cielo  se aproximaba hasta volverse un objeto inmenso que volaba sobre ellos. Barney salió del automóvil y vio por medio de sus binoculares 11 siluetas humanoides con capas negras brillantes que los observaban. De inmediato, se alejaron en el coche, pero ambos aseguran que experimentaron una sensación de frenesí y que al llegar a su casa se dieron cuenta que el viaje de cuatro horas en realidad duró siete. Además, se dieron cuenta que su ropa estaba rasgada y Betty encontró un extraño polvo rosado en su vestido. 

La mujer dice que tuvo sueños sobre lo ocurrido, en donde le tomaba muestras y le inyectaban una aguja en el ombligo. También, dibujó un mapa estelar que supuestamente los extraterrestres le  habían mostrado. Ambos eran personas respetadas en la comunidad, pues Barney hacía parte del movimiento por los derechos civiles y Betty era trabajadora social.


EL EXTRAÑO SECUESTRO DE ANTONIO VILAS BOAS

Antonio Vilas Boas, un granjero brasileño, afirma que en octubre de 1957 vio una luz roja en el cielo, que al acercarse, se dio cuenta que era una enorme nave espacial. Este objeto volador aterrizó en su campo sobre tres patas y Vilas Boas intentó escapar en su tractor, sin embargo, un “pequeño humanoide de ojos celestes” lo alcanzó y lo llevó dentro de la nave. Allí, fue cubierto con un gel y fue forzado a tener sexo con una extraterrestre que tenía vellos de color rojo brillante para poder producir un humano-alienígena. 

Al salir de la nave se percató que habían pasado cuatro horas, tenía quemaduras en el cuerpo, náuseas y dolores de cabeza, pero un médico le diagnosticó la enfermedad por radiación.No obstante, Vilas Boas mantuvo siempre su historia y estudió derecho.


LA ABDUCCION DE TRAVIS WALTON
En Noviembre de 1975, seis trabajadores forestales de Arizona informaron haber visto a su colega Travis Walton lanzado por el aire en un rayo de luz desde un ovni situado por sobre los árboles. Los trabajadores denunciaron la desaparición de Walton. La policía sospechaba que había sido asesinado por el grupo que había desechado su cuerpo.Pero cinco días más tarde, Walton reapareció, afirmando que había sido abducido por extraterrestres. Según describió, había caminado sobre una mesa, rodeado por figuras pequeñas que llevaban vestidos de color naranja. Su piel era suave y blanquecina, y sus cabezas calvas eran demasiado grandes para su cuerpo. Tenían enormes ojos marrones brillantes. Walton escapó de los alienígenas y huyó a través de la nave. 

Finalmente se encontró con otros humanos a bordo, vestidos con uniformes azules. Ellos no le hablaron, sino que le colocaron a la fuerza una máscara de gas, de modo que perdió el conocimiento. Walton afirma que lo que recuerda luego de eso es haber despertado, temblando y confundido, al costado de una ruta de Arizona. En noviembre de 1975, en Arizona, Estado Unidos, declararon ver a su colega siendo absorbido por una enorme luz de un ovni sobre los árboles. De inmediato, los trabajadores denunciaron la desaparición de su colega, Travis Walton, aunque la policía pensó que el hombre había sido asesinado por el grupo. Walton apareció cinco días después asegurando que había sido abducido por alienígenas, pues vio a unas siluetas que llevaban trajes naranja, tenían piel suave y blanca, sus cabezas eran calvas y más grandes que su cuerpo. Sus ojos eran marrones brillantes. El hombre intentó escapar de los extraños seres y se encontró con otros humanos a bordo, sin embargo, estos no le hablaron y le pusieron una máscara de gas quedando inconsciente. Travis solo recuerda que despertó en una ruta de Arizona, temblando y aturdido.

¿Qué hay detrás de estas abducciones?
John Mack un siquiatra estadounidense de Harvard trabajo con cientos de abducidos utilizando la regresión hipnótica para que estos pudieran recordar muchos aspectos que permanecían ocultos. 

Lo cierto es que en muchos de esos relatos estas personas pudieron ver como los aliens se esmeraban en cuidar a seres que parecían una mezcla entre humanos y extraterrestres. En algunos de estos relatos los cuerpos de las mujeres abducidas eran al parecer utilizados como úteros para que esas criaturas se pudieran desarrollar en sus primeros meses de gestación. 

¿Qué significa esto? Existe una teoría según la cual los secuestradores ya no serian capaces de procrear por lo que utilizarían a los humanos para esa labor. ¿Sera posible que en un futuro la humanidad pueda convivir con una especie mitad humana y mitad extraterrestre? Nadie lo sabe, solo cabe esperar que pase el tiempo. 


Relatos sobre secuestros extraterrestres ►Horror Hazard◄ Relatos sobre secuestros extraterrestres ►Horror Hazard◄ Reviewed by Eimy Jimenez on 9:40 Rating: 5

No hay comentarios

¿Qué te pareció?